Anonymous ataca a Ríodoce…

https://p.twimg.com/Af7XPXcCQAAT9pJ.jpg

“No más mensajes de los Zetas en los medios… Somos legión”

La página de Internet de Ríodoce sufrió un ataque de un grupo de hackers desde el viernes 25 de noviembre y permaneció deshabilitada durante seis días. El atentado fue directo contra el semanario y se presenta como una respuesta al trabajo periodístico que este realiza.

Atacado desde la mañana del viernes, el sitio http://www.riodoce.com.mx se cayó totalmente a media tarde. Al día siguiente, la empresa (servidor) con sede en California, Estados Unidos, Dream Host, informó que Ríodoce había sufrido un “ataque grande” con el sistema DDoS.

Este sistema es el mismo que ha sido utilizado por Anonymous para atacar páginas de quienes considera sus enemigos.

No se sabe hasta ahora quién planeó y ejecutó el ataque, pero del informe técnico proporcionado por el servidor pueden extraerse dos frases que parecen reveladoras: “SOMOS LEGIÓN”… “NINGÚN MENSAJE MÁS DE LOS ZETAS EN LOS MEDIOS”.

Durante la tarde del jueves y hasta la mañana del viernes, Ríodoce mantuvo como nota principal la que refería un comunicado, presuntamente del cártel del Milenio, que fue dejado junto con 26 cuerpos en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, y con el cual se estarían adjudicando las masacres ocurridas allá y en Sinaloa, donde un día antes habían aparecido 16 personas ejecutadas e incineradas.

Dice la nota del sitio http://www.riodoce.com.mx:

“Según el secretario de Gobierno de Jalisco, Fernando Guzmán Pérez-Peláez, ‘los hombres cuyos cuerpos fueron encontrados ,26 en total, tienen edades aproximadas entre 25 y 35 años. Todos semidesnudos, portando solo prendas: calcetines, trusas, boxers, camisetas o playeras”. Todos los cuerpos tenían narco-leyendas, además se encontró una manta.

“La manta hace referencia a los predominios de un cártel u otro cártel, al enfrentamiento que tienen, a que es una lucha entre esas estructuras y no con la población civil. Y haciendo imputaciones a los gobiernos de Jalisco y Sinaloa”, informó el secretario de Gobierno.

“Las investigaciones están en curso, no se ocultará de lo que se venga integrando en la averiguación. Se ratifica el compromiso de seguir trabajando en forma corresponsable para el combate a la delincuencia y salvaguardar la seguridad de los jaliscienses, se han instrumentado distintas acciones para fortalecer los patrullajes y el cuidado de nuestra zona metropolitana, los accesos carreteros”, agregó.

El mensaje, escrito en una manta, refiere que el Chapo y el Mayo son informantes del Gobierno de Estados Unidos, y que el pleito es contra ellos y no la población civil. Además, señala que los gobernadores de Jalisco y Sinaloa tienen una relación de amistad con el Mayo Zambada y que por los arreglos que tienen ya no hayan qué hacer”.

La nota estuvo en la parte superior de la página web de Ríodoce toda la noche y fue sustituida al amanecer del viernes por una que retoma una declaración del gobernador Mario López Valdez, donde reconoce que si con el asesinato e incineración de 16 personas en Culiacán los homicidas pretendían calentar la plaza, “lo están logrando”.

Cuando esta nota se subió a la red, la página ya presentaba algunos problemas de operación. Con las horas el sitio se fue haciendo cada vez más lento, dificultando su acceso a los usuarios. Hasta que tronó.

Con la hoja técnica del ataque, las primeras investigaciones realizadas por personal de Ríodoce indican que la agresión provino de alguien que se escondió en el anonimato, pues los rastreos iniciales no logran hasta ahora identificar siquiera el lugar de origen del ataque.

Sin embargo, en muchos de los registros de accesos al sitio aparecen dos frases: “SOMOS LEGIÓN”… “NINGÚN MENSAJE MÁS DE LOS ZETAS EN LOS MEDIOS”.

Fuerte y directo

En su primer reporte —para otorgar el segundo pasaron alrededor de cinco días—, la empresa Dreamhost (www.dreamhost.com) explicó brevemente que había sido un ataque directo y “grande” contra el sitio de Internet http://www.riodoce.com.mx al que daban hospedaje. Debido a este ataque, a través de un sistema conocido como DDoS (denial of service: denegación de servicios), y a los daños que provocó a otros huéspedes a los que la empresa estadounidense, con sede en California, les da servicio, fue sacada del servidor.

La razón que esgrimió la compañía gringa es que se temían nuevos ataques y que estos afectarían a otros “clientes”.

“Tuvimos que inhabilitar uno de sus dominios en nuestros servicios. El dominio riodoce.com.mx estuvo bajo ataque grande de los DDoS y este causaba tiempo muerto para varios clientes que comparten el servidor. Desafortunadamente no podemos ofrecer servicios a un cliente que interrumpiría servicios a otros. Este dominio necesitará ser recibido en otra parte”. El correo fue firmado solo con las siglas JJG.

El DDoS

En el sitio de Wikipedia se explica que el recurso DDoS (Denial of service) provoca que un sitio sea inaccesible para los usuarios legítimos.

“Normalmente provoca la pérdida de la conectividad de la red por el consumo del ancho de banda de la red de la víctima o sobrecarga de los recursos computacionales del sistema de la víctima. Se genera mediante la saturación de los puertos con flujo de información, haciendo que el servidor se sobrecargue y no pueda seguir prestando servicios, por eso se le denomina ‘denegación’, pues hace que el servidor no dé abasto a la cantidad de solicitudes”.

La técnica es usada por los llamados hackers para dejar fuera a un servidor, página o sistema de varias computadoras que son sus objetivos.

El antecedente más reciente del uso del DDoS fue en la información difundida por la organización Wikileaks —que posee y dio a conocer documentos de interés público sobre el actuar de gobiernos totalitarios, conflictos bélicos, actos de corrupción, etcétera—, en el 2010, sobre la guerra de Estados Unidos contra Irak y Afganistán.

La organización Wikileaks sufrió ataques de gobiernos, no solo de EU, y de empresas privadas. En noviembre de ese año sufrió el primer ataque de denegación de servicio DDoS, que los obligó a mudar su información —cerca de 1.2 millones de documentos— a los servidores de Amazon.

Los bloqueos y ataques no cedieron. Otras firmas bancarias y financieras (Visa y MasterCard), presionadas por el Gobierno de Estados Unidos, pretendieron evitar las transferencias y donaciones a Wikileaks. Twitter y Facebook cancelaron cuentas de grupos de apoyo a esta organización, como Anonymous, que emprendieron ataques con DDoS, pero en defensa de Wikileaks, como parte de “una guerra digital para proteger la libertad de información en Internet”.

En diciembre de 2010, Anonymous decide disminuir los ataques con DDoS e impulsar más la divulgación de las filtraciones de Wikileaks, ante la censura informática de firmas privadas y gobiernos como el de EU, China y otros.

Fragilidad y solidaridad periodística

Organismos ciudadanos, de periodistas y de carácter internacional que defienden el derecho a la libertad de expresión y a los comunidades, condenaron el ataque sufrido por Ríodoce.

“Este nuevo hecho confirma la fragilidad con la cual se ejerce el periodismo en Sinaloa. Y constata que existen actores actuando en la penumbra, con el fin de silenciar los foros y espacios públicos por donde fluye la crítica y la expresión de las ideas”, manifestó la directiva de la Asociación de Periodistas y Comunicadores 7 de Junio, en un pronunciamiento difundido este miércoles y firmado por su presidente, Alfredo Beltrán.

Solo la expresión y solidaridad ciudadana, agregó, puede amurallar el trabajo periodístico ante este tipo de ataques y pidió a las autoridades gubernamentales investigar y castigar estos hechos.

“El ‘ataque cibernético’ que recibió el semanario Ríodoce, y que lo ha sacado de circulación electrónica desde el 25 de noviembre, no es un asunto menor. No puede verse como un hecho aislado, en un contexto como el de Sinaloa, caracterizado por el deterioro creciente del ejercicio libre del periodismo”, dijo.

También otros organismos como el Comité para la Protección de Periodistas, con sede en New York, Estados Unidos, Artículo 19, y el Centro Nacional de Comunicación Social, y la Coordinación de Redes de Periodistas y Libertad de Expresión, Comunicación e Información de la Mujer A.C., entre otros, condenaron este ataque.

“Cencos considera que el ataque afectó de manera grave al medio de comunicación y a sus lectores, por lo que hacemos un llamado a las autoridades correspondientes a tomar las medidas necesarias para esclarecer estos hechos y dar con los responsables.

El ataque cibernético, agregó, constituye una violación a la libertad de expresión. La Declaración de Principios de Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) contempla que la “destrucción material de los medios de comunicación viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión. Es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada”.

Roberto Mahoney, subdirector del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ), dijo que “este es un suceso preocupante en el ataque contra el periodismo investigativo en México. Las autoridades deben investigar los orígenes de este ataque en forma exhaustiva, enjuiciar a los responsables, y asegurar que Ríodoce pueda seguir informando sin temor a represalias”.

Contraofensiva

Ismael Bojórquez, director del periódico Ríodoce, afirmó que el ataque pudo venir de cualquier lado, desde algún nini hasta cualquier nivel de Gobierno, los cárteles del narco, o de grupos de cibernautas beligerantes que se esconden en el anonimato.

Por eso los directivos de esta publicación decidieron investigar de dónde, porqué, quién o quiénes emprendieron esta ofensiva y demandar penalmente, a nivel local, nacional y si es necesario en Estados Unidos, a quien resulte responsable. Organismos de defensa del ejercicio periodístico, como Artículo 19, ya colaboran con el semanario para interponer una denuncia.

“Este es un ataque muy fuerte —dijo Bojórquez. Estamos seguros que esto tiene qué ver con lo que hemos publicado, pero no podemos ahora responsabilizar a alguien. Vamos a investigar los hechos y a tomar medidas legales, porque es, en principio, un ataque a la libertad de expresión, a un medio que se ha distinguido por su trabajo de investigación y por sus críticas”, manifestó.

Ríodoce fue galardonado este año con el premio María Moors Cabot que otorga la Universidad de Columbia en New York, EU, uno de los más prestigiados en el mundo.

Personal del organismo Artículo 19, que se solidarizó con este semanario desde que se supo del ataque, prepara una denuncia y recopila información con la ayuda de los directivos del rotativo para interponerla ante los tribunales de Sinaloa o a nivel federal, y muy posiblemente en Estados Unidos, pues en un servidor de ese país estaba hospedado el sitio http://www.riodoce.com.mx.

“No podemos quedarnos callados en espera de otro ataque. De hecho nada se descarta ni a nadie, por eso tenemos que defendernos, seguir luchando, seguir haciendo periodismo, que es una buena forma de resistir en este desierto. Que esto no se olvide ni quede impune”, expresó Bojórquez.

No es este el primer ataque que sufre Ríodoce desde que salió al público en febrero de 2003. Desconocidos lanzaron una granada de fragmentación contra sus instalaciones en septiembre de 2009, que solo provocó daños materiales. Otros medios como Noroeste y El Debate sufrieron atentados similares, incluso a balazos, contra sus instalaciones en Culiacán y Mazatlán.

¿Qué es Anonymous?

El nombre Anonymous ha sido adoptado de manera colectiva por distintos grupos para realizar a su nombre acciones que consideran a favor de la libertad de expresión, la independencia de Internet, contra las injusticias…

Su lema es: “Somos una legión, no perdonamos, no olvidamos, espéranos. Anonymous”. Así es como cierra sus anuncios y comunicados este movimiento sin líderes y sin portavoces, con voz, pero sin cara, que utiliza como símbolo la máscara del anarquista revolucionario de V de Vendetta, la novela gráfica de Alan Moore, que inspiró la película protagonizada por Natalie Portman y Hugo Weaving en 2006.

Aunque este movimiento es global, se ha desarrollado de forma específica en algunos países como México, donde Anonymous ha tomado como bandera la lucha contra la violencia que generan los cárteles de la droga, y en particular contra los Zetas.

El 6 de octubre pasado, Anonymous subió a YouTube un video para anunciar la Operación Cártel, encaminada a denunciar las relaciones de corrupción de Los Zetas con personeros del Gobierno.

“Estamos cansados del grupo delictivo de Los Zetas que se han dedicado a secuestrar, robar, extorsionar”, afirmó un portavoz de Anonymous en ese video. Y advirtió que si no liberaban a uno de sus integrantes secuestrado durante la Operación Paperstrom, realizada entre el 20 y 29 de agosto en Veracruz, ellos revelarían información que vincula a políticos, empresarios, policías y militares con esa organización.

Para el 31 de octubre, Anonymous dio marcha atrás y horas después retomó su consigna. Dijo primero que suspendía la operación a causa de los “altísimos riesgos”; horas después expuso que la Operación Cártel continuaría.

A través de su blog Anonymous Iberoamérica, informó que esa operación no iba dirigida solo contra Los Zetas, sino contra quienes “se dedican al narcotráfico y sus relaciones con los gobiernos”, especialmente el de México y otras agencias antidrogas de Estados Unidos.

Tres días después, el jueves 4, poco antes de que iniciara la operación, informó a través de sus cuentas en redes sociales que su compañero había sido liberado y que el plan de divulgar información secreta sobre los vínculos de Los Zetas se suspendía.

Según ellos, su compañero les comunicó que si Anonymous revelaba algún nombre relacionado con el cártel, su familia “sufrirá las consecuencias”, pues “por cada nombre del cártel revelado, diez personas serán ajusticiadas”.

El desafío de Anonymous, el mismo grupo que promovió la Operación Independencia el 15 de septiembre último para saturar páginas web de secretarías de Estado federales, prendió esta vez los focos rojos en el ámbito internacional, mientras la prensa mexicana optó por minimizar e ignorar su aviso.

En una entrevista que el diario Milenio sostuvo con dos integrantes de Anonymous, GlynissParoubek y Skill3r, estos argumentaron: “No podemos ser unos administradores irresponsables que condenen a muerte a los que participen, hemos hablado y discutido extensivamente entre todos y se decidió removerla (la operación).

Al preguntarles porqué lanzaron la operación, respondieron que “es muy fácil hacer un video en nombre de Anonymous y lanzar amenazas al aire, pero pensar, planear y evaluar los pros y los contras, es otra historia”, comentaron.

Acotaron que aunque siguen otras acciones, “que quede claro que las de Operación Cártel son falsas”.

También sacaron un comunicado donde se deslindan sobre páginas que publicaron nombres de funcionarios supuestamente relacionados con Los Zetas.

“Por este conducto Anonymous México se deslinda completamente de la responsabilidad de la noticia de hackeo de una página que presuntamente está relacionada con el cártel de Los Zetas”, se detalla en el texto que circularon.

Pero un mes después, Anonymous Iberoamérica le declaró de nuevo la guerra a este cártel de las drogas a través de un mensaje publicado en Internet y a través de las redes sociales.

El colectivo señala que: “Ahora esto es internacional. Es global. Pueden intentar detener a los Anónimos en México, Centroamérica, y tal vez en los Estados Unidos, pero no pueden detener a Anonymous como una idea mundial, como un espíritu global al que no le pueden disparar, al que no pueden quemar en ácido”.

Y continúa: “Terminen con su régimen de terror. Sabemos que estamos arriesgando nuestras vidas, pero preferimos morir de pie a vivir una vida arrodillados. No sabemos quién o qué está en realidad detrás de ustedes. Pero créanos, lo sabremos. Casi nunca fallamos”.

La carta en forma de comunicado también incluye al Gobierno mexicano, de quien denuncian que algunos de sus miembros hacen pactos con los criminales en lugar de consignarlos, al grado de darles más poder del que el extinto narcotraficante colombiano Pablo Escobar pudo haber soñado.

“Este es el momento en el que deberían ‘limpiar la casa’. Deben dejar de mentirle a la gente, o de otra manera sus mentiras serán expuestas de la forma más deshonrosa. Señor Felipe Calderón, por favor reconsidere su guerra contra las drogas. No ataque los síntomas, ataque la causa”.

Javier Valdez

Anuncios

Acerca de tapanco

Un peatón que camina entre metáforas, código, sueños...convencido de que un paso, hace la diferencia al andar. Lo que nos resta de Patria, debemos defenderla! Para dejarle algo de sustancia de ella a nuestros hijos, algo de su esencia que nosotros disfrutamos un día a carcajadas...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s