Guerra y paz, Espejos del sudeste asiático

 

Conflictos verticales y horizontales

 … Los conflictos verticales son aquellos que enfrentan a un grupo armado de oposición y a los cuerpos de seguridad de un Estado. Aquí se incluirían las contiendas en Filipinas (Mindanao), Indonesia (Aceh y Papúa Occidental), Myanmar (guerrillasétnicas) y Tailandia (sur).

Los conflictos horizontales son enfrentamientos comunitarios, alentados o no desde el Estado o desde determinados grupos armados, y pueden estar motivados por cuestiones ideológicas, identitarias o de recursos. Los más relevantes en los últimos lustros son las luchas entre las comunidades cristiana y musulmana en Sulawesi y Molucas (Indonesia), entre los indígenas dayak y los transmigrantes madureses en la región indonesia de Kalimantan y entre pueblos indígenas papúos y javaneses en la antigua Irian Jaya.

Otros ejemplos son los ataques contra la comunidad china en Malasia o Indonesia, las

tensiones sociales en los estados de Sabah y Sarawak (que integran la parte malasia de las isla de Borneo) o los enfrentamientos entre población musulmana (rohinga) y budista en Rakhine (Myanmar), que provocaron el éxodo de decenas miles de musulmanes al vecino Bangladesh…

Complejidad, atomización y faccionalismo

La gran complejidad del mapa de actores en los conflictos de la región se debe fundamentalmente a tres factores. En primer lugar, la proliferación de grupos paramilitares y grupos civiles de autodefensa que han intensificado y prolongado la violencia y han polarizado a la sociedad civil. En segundo lugar, la emergencia de un buen número de actores no necesariamente vinculados a las causas de fondo de la confrontación, como las organizaciones paradelincuenciales que obtienen réditos de la situación de caos y violencia y que, por tanto, están interesadas en su perpetuación…

La atomización de la violencia genera un gran impacto en la cohesión social porque introduce confusión sobre la autoría de la misma y, por tanto, un alto grado de desconfianza en el ámbito comunitario. La fragmentación del mapa de actores suele comportar un incremento de la violencia y de su letalidad, pues algunos de ellos no se sienten apelados por el derecho internacional humanitario y a veces su motivación gira exclusivamente en torno a intereses personales y económicos. Por último, la Proliferación de grupos armados con objetivos no necesariamente políticos y con estructuras y liderazgos no definidos genera graves problemas de interlocución que dificultan la resolución política y negociada del conflicto.

La injerencia del terrorismo

 … La inclusión del sudeste asiático en el mapa de la lucha antiterrorista tiene varias y

funestas consecuencias para el desarrollo y resolución de los conflictos armados de la

región. En primer lugar se produce la banalización del discurso, los objetivos y los métodos de grupos armados de oposición con metas netamente políticas. La calificación de terrorista que, con claras intenciones políticas, algunos de los gobiernos confieren a dichos grupos dificulta la interlocución y el diálogo con los mismos. En segundo lugar, la participación de la mayoría de los gobiernos de la región en la lucha global contra el terrorismo ha subyugado determinadas iniciativas de paz y diálogo a la misma y, sobre todo, ha alejado a la población de sus dirigentes, especialmente en Indonesia y Filipinas. En tercer lugar, y más importante, el “secuestro” de conflictos políticos por parte de las mencionadas organizaciones incrementa la radicalización de los mismos, la polarización de las sociedades, la petrificación de las identidades y la letalidad de la violencia.

Nota: ..en Indonesia, donde las Fuerzas Armadas se organizaron políticamente en el partido Golkar (el de mayor implantación territorial en todo el país, lo que le convirtió en el principal actor político), se erigieron en el garante de la integridad del Estado a través de la brutal represión de cualquier foco autonomista y aprovecharon su presencia en buena parte del territorio para tejer una enorme red de actividades económicas (la mayoría ilícitas) que permitió sufragar la parte de su costo no presupuestado por el Estado y enriquecerse personalmente.

Jordi Urgell es investigador de la Escola de Cultura de Pau (Universidad Autónoma de Barcelona). Recientemente ha trabajado en el sudeste asiático sobre conflictos armados y los procesos de pazen la región

Anuncios

Acerca de tapanco

Un peatón que camina entre metáforas, código, sueños...convencido de que un paso, hace la diferencia al andar. Lo que nos resta de Patria, debemos defenderla! Para dejarle algo de sustancia de ella a nuestros hijos, algo de su esencia que nosotros disfrutamos un día a carcajadas...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s