La aldea y los framboyanes…

Desperté pensando en framboyanes, no se porque… tal vez queriendo encontrar un pétalo de ti, en el color naranja…

Tal vez por recordar cuando la iglesia nos aleccionaba a “ofrecer flores al poder”, en tiempo de framboyanes… la santísima primavera

ofrendar framboyanes, o jugar con sus gallitos. Imaginar un paisaje de framboyanes, algo así como un camino del peatón… en un mes de mayo

La primavera de la aldea

La Primavera de la aldea

bajó esta tarde a la ciudad,

con su cara de niña fea

y su vestido de percal.

Traía nidos en las manos

y le temblaba el corazón

como en los últimos manzanos

el trino del primer gorrión.

 

Tenía, como los duraznos,

de nieve y de rosa hecha la piel,

y sobre el lomo de los asnos

llevaba su panal de miel.

 

A la ciudad la Primavera trajo

del campo un suave olor

en las tinas de la lechera .

y en las jarras del aguador.

 JAIME TORRES BODET

Anuncios

Acerca de tapanco

Un peatón que camina entre metáforas, código, sueños...convencido de que un paso, hace la diferencia al andar. Lo que nos resta de Patria, debemos defenderla! Para dejarle algo de sustancia de ella a nuestros hijos, algo de su esencia que nosotros disfrutamos un día a carcajadas...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s