ASI SE TEMPLO EL ACERO, …A 20 años del “derrumbe” de la URSS

Es un libro que narra la historia de un joven antes, durante y después de la Rovoluciòn Rusa. Un excelente libro de superación y deseos de hacer en esta vida algo grande para la humanidad

https://i1.wp.com/htmlimg3.scribdassets.com/6wy0wzzqm8272lw/images/1-2e47a14d42.jpg

Mi amigo Korchaguin- Ostrovski(Maestro)…

“A pesar de todo, me queda incomparablemente más de lo que acabo de perder”

 … Sin apercibirse de ello, Korchaguin llegó al pinar y se detuvo en el cruce del camino.

A la derecha, separada del bosque por una alta empalizada de puntiagudas estacas se alzaba sombría la vieja cárcel; tras de ella aparecían los blancos pabellones del hospital.

Allí, en aquella anchurosa plaza habían sido ahorcados Valia y sus camaradas. Pavel permaneció unos minutos en silencio en el lugar donde en un tiempo se alzara la horca; después se dirigió hacia el escarpe. Descendió y salió a la explanada donde estaban las tumbas de los asesinados.

Manos solicitas habían adornado con coronas de abeto la hilera de tumbas y cercado el pequeño cementerio con un seto vivo. Sobre el escarpe se elevaban los esbeltos pinos. La seda esmeralda de la hierba joven cubría las laderas del barranco.

Allí terminaba la ciudad. Calma y tristeza por doquier. Tenue susurrar del bosque y primaverales olores de la tierra que renacía. Allí habían muerto valerosamente sus camaradas para que fuera más bella la vida de quienes nacieran en la pobreza, de aquellos para los que el propio nacimiento era ya el comienzo de la esclavitud.

Pavel se quitó lentamente la gorra, y una inmensa tristeza embargó su corazón.

“Lo más preciado que posee el hombre es  la vida. Se le otorga una sola vez, y hay que vivirla de forma que no se sienta un dolor torturante por los años pasados en vano. Para que no queme la vergüenza por el ayer vil y mezquino, y para que al morir se pueda exclamar: ¡toda la vida Y todas las fuerzas han sido entregadas a lo más hermoso del mundo, a la lucha por la liberación de la Humanidad! y hay que apresurarse a vivir. Pues una enfermedad estúpida o cualquier casualidad trágica pueden cortar el hilo de la existencia”.

Sumido en estos pensamientos, Korchaguin abandonó la explanada.

En casa, la madre preparaba, entristecida, el hatillo del hijo. Al observarla, Pavel reparó en que le ocultaba sus lágrimas.

¿No te quedarás, Pavlusha? Me causa amargura tener que vivir sola en la vejez. Con tantos hijos como he tenido, y todos, apenas os hacéis hombres, levantáis el vuelo. ¿Qué es lo que te atrae a la ciudad? Aquí también se puede vivir. ¿O es que tú también le has echado el ojo a alguna codorniz con el pelo corto? Pues a mí. A la vieja, nadie me dice nada. Ártiom se casó sin decir palabra, y tú con mayor motivo. No os  veo más que cuando estáis descalabrados -decía en voz baja la madre, mientras colocaba en la bolsa limpia la modesta ropilla del hijo.

Pavel la cogió de los  hombros y la atrajo hacia si.

– ¡No hay ninguna codorniz por medio, madre! ¿No sabes tú, viejecilla mía, que los pájaros se buscan la compañera de  la misma especie? tu crees, acaso, que soy una codorniz?

Pavel obligó a su madre a sonreír y…

Nikolái Ostrovski

Así se templó el acero…

(1904-1936)

Después de la Guerra Civil, Ostrovski, a la sazón de veinte años, comenzó a perder la vista y se vió condenado a la inmovilidad. Fue precisamente entonces cuando escribió su magnifico libro Así se templó el acero, que habla de la juventud, el amor y la lucha de los primeros komsomoles soviéticos, amigos y compañeros del autor.

Entrevista al politólogo Roberto Regalado, compilador de la antología La izquierda latinoamericana a 20 años del derrumbe de la Unión Soviética (Ocean Sur, 2012)
“El derrumbe de la URSS tuvo una repercusión de primer orden en América Latina”
Anuncios

Acerca de tapanco

Un peatón que camina entre metáforas, código, sueños...convencido de que un paso, hace la diferencia al andar. Lo que nos resta de Patria, debemos defenderla! Para dejarle algo de sustancia de ella a nuestros hijos, algo de su esencia que nosotros disfrutamos un día a carcajadas...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s