El incrédulo del día de muertos…

https://i1.wp.com/yfrog.com/scaled/landing/863/gj6rd.jpg

El no creía en día de muertos, le parecía chocante la tradición que se hacía a los difuntos, innecesario. Los muertos, muertos están! Flojos, pónganse a trabajar!! Vociferaba mientras tomaba el machete, su morral y el envoltorio de enchiladas para ir a la milpa…Era el 02 de noviembre y como todos los años y a través del tiempo, los comuneros se preparaban para la fiesta; a las almas que regresan. Arcos con flores de cempaxóchitl donde los frutos y el pan de muerto colgaban como ofrendas, el copal, las velas y demás elementos símbolicos…

Trabajó duro, como un día normal, cortando hierba y leña; cuidando el maíz que ya estaba macizando para la cosecha…Amarró un tercio y caminaba entre el monte ya cayendo el sol, cuando oyó claro unas voces, un grupo de gente a la que seguramente iba a encontrar, murmuraban entre pláticas y risas. Desde una loma alcanzó a ver como entre los caminos de abajo; iba la gente contenta, algunos llevaban tamales, fruta, todo lo que en apariencia se habían colocado en las ofrendas.

Le llamó la atención unas voces, muy parecidas a la de sus Padres; comentar: “A nosotros no nos dieron nada, tal vez nuestro hijo ya nos olvidó” murmuraban con alto grado de nostalgía. Como en un jolgorio, el grupo de personas caminaba y caminaba perdiéndose entre el montazal, lleno de olivos, huizaches…hortigas y palmas.

Llegó a su casa tocado del orgullo y sentimiento, mucho era el cansancio del duro jornal, pero mayor el remordimiento de quien creyó ver a los muertos, a los suyos, tristes…No se detuvo a averiguar si era real o simple imaginación, no era un hombre malo, no era un hombre vicioso, se tomaba unos tragos allá en cada vez.

Por eso, llegó a su casa y dijo: “Vieja, hazte unos tamales, toma este dinero, compra lo que te haga falta!! y pon una ofrendita!”

La mujer quedó extrañada, y se apresuró a preparlo todo, mientras él platicaba la experiencia vivida….Al concluír su relato, dijo – Me voy a acostar un rato, mientras que tú terminas, ando un poco cansado.

Y se recostó, para no despertar jamás….

Leyenda Popular de la Huasteca Veracruzana

Doropeatón

Anuncios

Acerca de tapanco

Un peatón que camina entre metáforas, código, sueños...convencido de que un paso, hace la diferencia al andar. Lo que nos resta de Patria, debemos defenderla! Para dejarle algo de sustancia de ella a nuestros hijos, algo de su esencia que nosotros disfrutamos un día a carcajadas...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s