UN DIA COMUN – EN – EL HORMIGUERO….

“Las fabulas deben contarse, porque algunas veces somos nosotros los protagonistas…”

Eran las 7:30 de la mañana de un febrero loco que se apresuraba a glorificar su mote. La luz clareaba desde temprano con esos días frescos de la ciudad playera, con sus brisas mitad primavera, mitad invierno.

En la ciudad de las hormigas, todas se preparaban para el trabajo y los automóviles de chocolate, forrados de algunas hojas; aceleraban y echaban carreras con el reloj de la fábrica que se apresuraba a ser puntual.

El terror se sembraba desde hace algunas lunas, las noches de fiesta como se acostumbraba en el hormiguero, se había convertido en un bonito recuerdo. El día de la hormiga jarocha, una mala copia del carnaval de las gusanos zambiñas de Brasil, había pasado a la historia.

Mucho se ha hablado de la mafia de las hormigas, en el golfo de la selva mexicana. Si vieran de cerquita sus jerarquías, es toda una estructura familiar, caciquil, política empresarial, financiera, digna de las mejores obras de arte; de las Tepehuas poblanas. Un laboratorio social orgullo de los mejores alquimistas del bosque de los monos (El opio de los hormigueros).

Los vi venir de frente, en una furgoneta clásica como las que usaba “hormiga cortada”; la película mafiosa más ensayada de la historia choriwoodense. Ya no iban acelerados, ni queriendo esconderse de la policía, militares u otras “fuerzas del DESorden” que un día antes; habían festejado su aniversario “glorioso” con la hormiga copetuda, de la espada nacional.

Una de las hormigas iba al volante en el cruce de la calle, volteó y alcancé a ver su porte de hormiga joven metida a “la mafia de las coloradas”. Con una gorra negra al puro estilo de la hormiga yanqui hip hopera, metió el acelerador para cruzar la avenida, mientras en la parte trasera dejaron ver una hormiga cubierta de la cara; con una venda, amordazada… y se fueron como quien maneja por el camino de la impunidad, con el desparpajo más evidente en su sonrisa que hizo de la hormiga; ejemplo claro del Estado podrido, de este hormiguero.

Quien será esa hormiga?  Alguien pagará por rescatarla? Será de este hormiguero o de otro? Hace días desaparecieron hormigas colegialas, aparecerían? Cómo? Serían para algún político botellita de Kon Jak? Será también una consecuencia de aguas internacionales? Quien atiza este hormiguero cree que es una hormiga superior?

Así fue esta hormiga obrera pensando y dijo, en la esquina bajan!!

Doropeatón.

Anuncios

Acerca de tapanco

Un peatón que camina entre metáforas, código, sueños...convencido de que un paso, hace la diferencia al andar. Lo que nos resta de Patria, debemos defenderla! Para dejarle algo de sustancia de ella a nuestros hijos, algo de su esencia que nosotros disfrutamos un día a carcajadas...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s