Gonzalo Aguirre, Así se templó el acero….


”… Allí terminaba la ciudad. Calma y tristeza por doquier. Tenue susurrar del bosque y primaverales olores de la tierra que renacía. Allí habían muerto valerosamente sus camaradas para que fuera más bella la vida de quienes nacieran en la pobreza, de aquellos para los que el propio nacimiento era ya el comienzo de la esclavitud.

Pavel se quitó lentamente la gorra, y una inmensa tristeza embargó su corazón.

Lo más preciado que posee el hombre es  la vida. Se le otorga una sola vez, y hay que vivirla de forma que no se sienta un dolor torturante por los años pasados en vano. Para que no queme la vergüenza por el ayer vil y mezquino, y para que al morir se pueda exclamar: ¡toda la vida Y todas las fuerzas han sido entregadas a lo más hermoso del mundo, a la lucha por la liberación de la Humanidad! y hay que apresurarse a vivir. Pues una enfermedad estúpida o cualquier casualidad trágica pueden cortar el hilo de la existencia”.

Así, Nikolái Ostrovski, describe de manera magistral la vida revolucionaria de Pavel Korchaguin, en “así se templó el acero”, un libro que tuviste Camarada Gonzalo, la sapiencia, la cualidad de compartir.

A Gonzalo Aguirre lo conocí allá por el 2006, cuando la imposición de Calderón en la Presidencia y la lucha postelectoral,  llegó aquí con su amigo inseparable; el Profesor Elidio (Ya fallecido también).

El materialismo era su bandera filosófica, la dialéctica marxista su “arte de conversar”,  “soy proletario y mi única riqueza es mi fuerza de trabajo”, argumentaba.

Hombre sencillo, sabio, practicante de lo que él decía, la “ley de la mutua correspondencia”. Te fuiste en un parpadeo, nos distrajimos en la vida de pequeño burgués que inculca el capital y nos duele. Por lo injusto que resulta; que una persona como tú se haya ido, sin el reconocimiento que nunca buscaste.

Criticabas al Imperio del Norte, no solo porque te robaron lo que por más de veinte años te ganaste como obrero en las entrañas del capital (Estados Unidos), te pusieron mil trabas burocráticas y en última instancia te dieron una migaja que no merecías.

Los conociste bien, tus críticas hacia el capital siempre estuvieron fundadas en el Análisis, en tus experiencias que  viviste, como muchos paisanos que cruzaron la frontera.

El sistema de Salud mexicano (desde el Dr. Simi hasta el inseguro popular) terminó por darte la inasistencia que padecen mucha gente mayor, que como tú; no tienen acceso a un servicio digno, por más que los gobiernos se llenen la boca de mentiras.

Esta no necesariamente es una carta póstuma Gonzalo, es tu voz que hace eco, es la inconformidad por las injusticias de tu país, es la gallardía y la firmeza de quien habla con la verdad. Es la voz revolucionaria que va más allá de esas jaladas de “izquierda” y de “derecha” que tú siempre criticaste.

“Vamos caminando, Aquí se respira lucha” … Eras tan contemporáneo como actual tú filosofía, mira que gustarte las canciones de calle 13.

Gracias por los poemas de Antonio Plaza, de Pablo Neruda, por degustar conmigo A Gloria de Mirón; cuando quisieron manchar tu nombre, y saliste airoso, victorioso, ante esos oprobios que practica el sistema:

Los claros timbres de que estoy ufano
han de salir de la calumnia ilesos.
Hay plumajes que cruzan el pantano
y no se manchan… ¡Mi plumaje es de esos!

Gracias por la literatura de Dostoievski, de Tolstoi, Gogol y hasta de Balzac!

Amigo Gonzalo te fuiste en un parpadeo, estamos tristes, pero con la gran aportación revolucionaria, nos sentimos orgullosos de ese legado que nos dejas como camaradas.

Concluyo con una estrofa de la internacional, amigo.

 Agrupémonos todos,
en la lucha final.
El género humano
es la Internacional.

Hasta siempre camarada Gonzalo!!

Anuncios

Acerca de tapanco

Un peatón que camina entre metáforas, código, sueños...convencido de que un paso, hace la diferencia al andar. Lo que nos resta de Patria, debemos defenderla! Para dejarle algo de sustancia de ella a nuestros hijos, algo de su esencia que nosotros disfrutamos un día a carcajadas...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s