Divorciarnos del sistema

b27

Siempre que la vida, el mundo, te increpe de contradicciones revolucionarias recurre a Marx, a Saramago, a Kafka, a Galeano… o algún escritor que tenga menos de intelectual, pero más de humano. Eso puede servir para dilucidar algún pensamiento trabado en telarañas.

Apaciguar o levantar la voz insurrecta de manera menos vulnerable a la metralla, o a una acción de tortura de la CIA en un país latinoamericano. En tiempos donde google sabe más de nosotros, debemos de procurar ser un “blanco” más consiente y un “rojo“menos rastreable. Pues el chip del celular no ha servido para encontrar a los jóvenes insurrectos de Ayotzinapa, ni el ADN de migrantes tirados por “la bestia(tren)“que contradictoriamente se dirigían hacia el país de su verdugo(transportado en auto blindado llamado, la bestia).

Podríamos ser prueba de laboratorio del manual de la CIA, ejercicio militar del campo numero uno, metadatos de la NSA con ayuda de facebook o WhatsApp, televidente del funeral de Chespirito, ingenuo festejador del “campeonato de un club de televisora oficial”, “beneficiado” de alguna despensa por algún Presidente Municipal ratero, siendo hostia de la iglesia o capital adictivo de la coca cola… J Divorciarnos del sistema es aprender a diferenciar a Monsanto del campesino que siembra maíz con la coa en la milpa, sin pesticidas para la tierra…

Eduardo Galeno: “Un sistema de desvínculos – para que los callados no se vuelvan preguntones, para que los opinados no se vuelvan opinadores, para que no se junten los solos ni junte el alma sus pedazos. El sistema divorcia la emoción y el pensamiento, como divorcia el sexo y el amor, la vida íntima y la vida pública (facebook), el pasado y el presente (las nuevas tecnologías). Si el pasado no tiene nada que decir al presente la historia puede quedarse dormida, sin molestar, en el ropero donde el sistema guarda sus viejos disfraces.

El sistema nos vacía la memoria, o nos llena la memoria de basura, y así nos enseña a repetir la historia en lugar de hacerla. Las tragedias se repiten como farsas, anunciaba la célebre profecía. Pero entre nosotros es peor; las tragedias se repiten como tragedias”.

… Fernando Silva dirige el hospital de niños de Managua. En vísperas de la Navidad, se quedó trabajando hasta muy tarde. Ya estaban sonando los cohetes, y empezaban los juegos artificiales a iluminar el cielo, cuando Fernando decidió marcharse. En su casa lo esperaban para festejar.

Hizo un última recorrida por las salas, viendo si todo queda en orden, y en eso estaba cuando sintió que unos pasos lo seguían. Unos pasos de algodón, se volvió y descubrió que uno de los enfermitos le andaba atrás. En la penumbra lo reconoció. Era un niño que estaba solo. Fernando reconoció su cara ya marcada por la muerte y esos ojos que pedían disculpas o quizá pedían permiso.

Fernando se acercó y el niño lo rozó con la mano:

  • Decile a… susurró el niño – Decile a alguien, que yo estoy aquí.

 

Diciembre 2014-2015

Con extractos del libro de los abrazos..

Anuncios

Acerca de tapanco

Un peatón que camina entre metáforas, código, sueños...convencido de que un paso, hace la diferencia al andar. Lo que nos resta de Patria, debemos defenderla! Para dejarle algo de sustancia de ella a nuestros hijos, algo de su esencia que nosotros disfrutamos un día a carcajadas...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s