Tatazitzin [viejita y viejito]… la sociedad me humilla

 

Nací durante la revolución, mi Padre fue curandero de mi Pueblo. Nadie como él conocía la contrahierba (el contraveneno para picazón de víbora).

Mi pareja murió hace algunos años y me quedé en mi casa de pared de barro y mi cocina de zacate. He vivido a plenitud, no fui a la Escuela, no sé leer y muy apenas escribo mi nombre.

“sullo”y bocolitos de frijol con café, es mi dieta que nunca me falta. Solía vender plátano y aguacate con mi canasta en el pueblo vecino. Todavía rancho sullo, pero la gente no quiere muy bien, pues prefiere carne.

Compro leña para cocinar y a veces salgo a juntar barañas, aunque ya soy torpe y me he cortado algunas veces, pues mi machete ya no tiene filo y el último me lo robaron o lo perdí.

Hago mis tortillas, me cocino, salgo a la plaza aunque con dificultad porque los taxistas no me quieren levantar a veces y el peldaño del autobús está muy alto para subir y bajar. Hace poco me machucó la portezuela del taxi y me arranco el pellejo de mi brazo.

El dinero que me da el gobierno es el único ingreso que tengo y me alcanzaría muy bien, sino fuera porque mis nietos y bisnietos son algo “traviesos” y me “auscultan “mis cosas y tengo que enterrarlo o esconderlo muy bien. A veces creo que solo esperan que yo muera…

El señor de la tienda cuando fereo un billete de mi pago [billete grande] me regresa solo un billete de veinte al comprar una maseca y unas galletas.

Tengo más de cien años y parezco de sesenta me dice la gente, todavía ando, pero; no quiero pensar cuando caiga en cama [enferme]… mi único problema es que no escucho muy bien, aunque me gusta mostrar mis vestidos floreados con mi gargantilla.

Vivo sola como un animalito, mis parientes piensan que ellos nunca van a envejecer.

Yo solo pido el respeto de ellos y que cuando esté en cama; me den mi café, mis frijolitos y me dejen vivir mis últimos años en paz…

 

Doropeaton

Anuncios

Acerca de tapanco

Un peatón que camina entre metáforas, código, sueños...convencido de que un paso, hace la diferencia al andar. Lo que nos resta de Patria, debemos defenderla! Para dejarle algo de sustancia de ella a nuestros hijos, algo de su esencia que nosotros disfrutamos un día a carcajadas...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s